Un diabético en mistura

share

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Decidí  ir con unos amigos a mixtura, para apreciar esa feria tan particular, con personajes de del estrellato rock de la cocina peruana e internacional. Es un placer que los cocineros, como este humilde servidor tengan un atrio donde lucir sus artes.

Siempre me he referido a la culinaria como hacer música, artes afines y similares donde hay que generar buenas armonías en el paladar y remembranzas de sabores maternos. Creo que esta fiesta alcanzan a los fanáticos de la cocina y acerca a su pueblo a los restaurantes mas emblemáticos de nuestra capital y alrededores, en un buen concierto culinario con la mejor producción en luces y sonido, en este caso, mixtura tendrá siempre ese brillo, lo cual también sumado a sus criollismos y pintoresca realidad social, plasmada en un retrato de los peruanos generan una personalidad propia.

Siempre he pensado que la cocina Peruana es en un 90% folklórica, de leyendas antiguas relatadas en lenguas ancestrales, con influencias cosmopolitas de las distintas migraciones a lo largo de su historia, digna de sus practicantes más pintorescos.

La entrada es simple y fácil, me encontré con unos grandes amigos: el tío Beto y Carmencita, junto al legendario Alfredo (dragón).

Decidimos comprar nuestras tarjetas de debitó, artilugio indispensable para realizar el trueque de los distintos manjares del lugar,  ver como funcionaba el sistema de pago, este diabético ansioso por ver que platos puede comer, empezó su investigación culinaria.

Diría que dentro de la gastronomía de a pie y gustos peruanos legendarios se encuentran los stands de ceviche, un buen plato que siempre se puede comer en la vida cotidiana.

Bajo en calorías sin carbohidratos de alto IG, puede ser acompañado de su camote morado sancochado, seria nuestra opción de entrada. Seguido por los anticuchos de toda la vida, que solo aportan 80 calorías a nuestra cuenta y no tiene carbohidratos. Si aman los anticuchos de la “Tía Grimanesa”, mejor búsquenla en sus locales ya que en la feria es la 2da cola mas larga de atención.

Después podemos encontrar un asado de cordero arequipeño con zarza criolla que estuvo espectacular, en el punto de dorado caramelo con una cocción de la carne aparente, tan exquisita, que los huesitos solían soltarse de sus riendas de la manera mas sutil, pero la guarnición trae papa lo cual hay que evitar de consumir, por que al balancear estos carbohidratos, podemos seguir adelante con la cata de esta buena comida.

También estuvo el tacacho con cecina y chorizo de la selva, este plato al ser alto en calorías pero bajo en carbohidratos podremos acompañar con extracto de cocona cuando vuelvan a casa para bajar los índices de grasas del organismo, sutil dorado de las parrillas características de la selva, en colores intensos del uso del achiote tradicional.

La cecina no estaba en el mejor de sus momentos, más cuidado al escoger y guardar este insumo que es muy susceptible a la humedad limeña.

Chicharrón de pato, también con restricciones calóricas pero al ser proteína es un pecado que puede tomarse de tiempo en tiempo.

También podríamos disfrutar de un ceviche de pato, preparación norteña de buen sabor  y acompañarlo con pachamanca de cerdo a la olla, evitando siempre los carbohidratos como las papas yucas o arroz.

Un buen tip es el compartir, un diabético tiene que ser buen amigo, así picara la comida disfrutando de los sabores y podrá comer varios majares contado siempre su ingesta de azucares para mantener un balance en este.

Creo que la bailarina exótica de la feria seria: el legendario chancho al palo que es uno de los mas vistosos, se aprecia el fuego acariciando la piel del cerdo volviéndolo crujiente y derritiendo esa grasita con sabor transformándolo en un manjar de los dioses paganos, pero su detalle, que me deja de sin probar este buen pecado, son las colas 1 de pago y la 2da de recojo,  que me hacen desistir del intento de comerlo, uno puede disfrutar mejor en su local en Huaral, donde el servicio y cariño al comensal lo caracterizan.

En casa Faustina apuestan por el lechoncito huanca  y chicharon con su mote más. Enfatizamos que las guarniciones como las papas, arroz, carbohidratos de Alto IG deben evitarse.

También tenemos la caja china que muestran este mismo insumo, el cerdo en otra versátil preparación, crocante y de termino exacto, donde se puede o debe cortarse con el filo de un plato, sabiendo su punto exacto en climas de texturas y percepciones.

Luego en el mercado, podremos encontrar el bajativo ideal para la magna aventura, productores artesanales de pisco. Por su terruño dan la calidez de la zona en su atención, otorgándole la denominación de origen del licor. generaciones tras la historia de cada lagrima de pisco, y medallas como el mismísimo MacArthur, es un sitio que no pueden dejar pasar por alto, la degustación y tertulia de sus propias historias, son episodios de una vieja historia que se remontan a mas de siglos, a nuestros primeros cultivos de uva en Perú.

Mi recomendación es que entre prueba y prueba sumen una copa que es la medida exacta para esos días de asueto diabético (consumir con mucha moderación).

Ya en la noche después de tan ardua tarea de investigación y auto control al resto de manjares, no pude con mis tentaciones y si el pecado es un delito, cometí uno. Con un chicharrón de el chinito al cual retire del pan y comí solito, con unos camotes. Cual confesionario de iglesia, decidí seguir mi penitencia por el pecado cometido y camine 1 km para ejercitar los excesos del buen pecado capital.

Advertencia:

Si van a mistura mis queridos amigos diabéticos no se olviden de la lista que tienen que llevar.

  1. Pan pita integral (este remplazaría a las guarniciones de alto IG).
  2. Agua o bebidas aptas para diabéticos. (Solo encontrara cerveza y un par de marcas de gaseosa que no son recomendables, pero si cuenta con un stand de agua.
  3. Insulina y medidores de glucosa para mantenerse en buen estado (de precaución).

Esta aventura ha sido diferente he percibido con otros ojos esta feria, me he sentido dentro de las tentaciones de cristo, como monje célibe en el barrio rojo de Ámsterdam.

Gracias a mis amigos que siempre me dan una alerta, para que no excederme en lo que como.

Bueno disfruten en familia esta exposición de arte culinario y no sientan que no hay nada para comer, con inteligencia y conociendo sus alimentos puede uno disfrutar en familia.

Vídeo en la red sobre aspartamo: saca tus propias conclusiones.

Referencias

¿Qué te pareció este artículo?

{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.singularReviewCountLabel }}
{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.pluralReviewCountLabel }}
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}
Mi cuenta
Wishlist

Wishlist

Login

Create an account

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

Password Recovery

Lost your password? Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.

Carrito de compras 0

RECENTLY VIEWED 0